Secretaría de Vivienda y Medio Ambiente - Mesas Guardabosques (1)

Una mesa guardabosques busca blindar nacientes de agua en la región

 

La Corporación Ambiental de la Frontera Nororiental (Corponor), reveló que el bosque del departamento se ha ido perdiendo gradualmente ante el accionar de la mano del hombre, al señalar que desde hace 20 años, unas 214 mil hectáreas han sido arrasadas por la tala, factor de impacto para este ecosistema que se encargan –entre otras- de generar agua para la población.

 

Esta fue una de las facetas que se dieron a conocer hoy, por parte de esta autoridad en el salón Eustorgio Colmenares de la Gobernación, en medio de la conformación y fortalecimiento de una mesa articular de guardabosques, en la que participan también la administración departamental, a través de la Secretaría de Vivienda y Medio Ambiente y las universidades Francisco de Paula Santander y la de Pamplona.

 

Desde el área académica se busca la implementación de proyectos que sirvan para blindar los bosques, en especial los del páramo de Santurbán y Almorzadero, considerados fuentes de agua que surte a los Santanderes.

 

El director de Corponor, Gregorio Angarita Lamk, exaltó que se han venido aunando los esfuerzos de la Gobernación de Norte de Santander con los del Ministerio del Medio Ambiente, lo que significa un gran paso para debilitar esta práctica de la tala de bosques, que entre otras para 2020 y 2080 también muestran cifras desalentadoras para el medio ambiente.

 

Fermín Rolón, de la Secretaría de Vivienda y Medio Ambiente departamental, afirmó que este despacho ha venido generando acciones que se encaminan con los objetivos de la mesa de guardabosques, al implantar programas como el de la Bio cuenca, que se encarga de mitigar la tala de bosques con apoyo de la comunidad.

 

Entre las causas que se destacan sobre la indiscriminada tala de bosques está la siembra de cultivos ilícitos -para el caso del Catatumbo- y de la palma, dejando a Tibú como el municipio más afectado de Norte de Santander que sucumbe ante estas prácticas negativas para el medio ambiente.

 

Esta estrategia es apoyada por el área de bosques del Ministerio del Medio Ambiente, según comentó su delegado, Leonardo Molina Suárez, quien señaló que este programa es uno de los pioneros en Colombia, el cual va enfocado al Plan de Desarrollo ‘Un Norte Productivo Para Todos’.