Tiendas: uno de los negocios de emprendimiento femenino en Colombia

  • El emprendimiento femenino en Colombia creció 68% en 2016, el de mayor crecimiento en Latinoamérica y el Caribe, según del Global Entrepreneurship Monitor (GEM).
  • Las tiendas (que representan el 21% de los negocios en el país, según Fenalco) son una forma de emprendimiento femenino en Colombia, pues el 56% de las mimas son propiedad de mujeres.
  • El 70% de las tenderas colombianas priorizan la educación de sus hijos y la vivienda familiar como sus metas personales.

- El último estudio del Global Entrepreneurship Monitor (GEM) revela que la proporción de mujeres emprendedoras en Colombia creció un 68% en 2016. El vivo ejemplo de esta realidad son las tiendas de barrio lideradas por mujeres en Colombia, las cuales representan el 56% de la totalidad de este negocio en el país, según cifras de Fenalco.

 

El crecimiento del emprendimiento femenino en Colombia pasó de 15% en 2014 al 25% el año pasado, posicionando al país como el de mayor aumento en la materia en Latinoamérica y el Caribe. En la región el número de mujeres que crearon un negocio solo aumentó un 1%. Esas son algunas conclusiones del GEM, el más grande y prestigioso estudio sobre el estado del emprendimiento en el mundo, que analiza más de 100 países.

 

Las tiendas son una forma de emprendimiento femenino en el país con el que miles de tenderas, de manera pujante y recursiva, le brindan oportunidades a los suyos (educación, alimentación y salud), mientras dinamizan la economía nacional.

 

Aunque las mujeres ganan un 70% menos frente al sueldo de los hombres –de acuerdo con un estudio de Harvard Business Review-, está claro que aumentar los activos e ingresos de las mujeres, a su vez, impulsa el desarrollo de la familia, la comunidad y la sociedad en general. En el mismo informe se afirma que, en mercados emergentes, las mujeres reinvierten 90 centavos de dólar por cada dólar adicional de ingreso en la educación, salud y nutrición de sus familias (comparado con un 30-40% que invierten los hombres).

 

Las tenderas colombianas son un ejemplo de dicha realidad. Según datos de Fenaldo, el 64% de las dueñas de tienda son mujeres cabeza de familia, y el 70% priorizan la educación de sus hijos y la vivienda familiar como sus metas personales. El estudio concluye que las tenderas quieren ver en sus hijos la realización que ellas no pudieron tener, pues tan solo el 40% de estas mujeres han terminado su bachillerato.

 

Otros datos.

 

El estudio del GEM destaca otros datos relevantes en cuanto a emprendimiento femenino se refiere. El estudio revela que las mujeres emprenden más cuando han terminado la secundaria, pero después de la formación universitaria los hombres las superan. Esto está estrechamente ligado al hecho de que a medida que aumenta el desarrollo económico y el nivel educativo, la participación empresarial femenina disminuye.

 

En cuanto al motivo de emprender, las mujeres exhiben una probabilidad del 20% o más de citar la “necesidad” para iniciar un nuevo negocio, especialmente en las economías menos desarrolladas. Sin embargo, un hallazgo “positivo” que arroja la investigación es que las mujeres empresarias tienen 5% más de probabilidad de ser innovadoras que los hombres.

 

Leave a Reply