TIC INICIARÁ CAMPAÑA DE RECOLECCIÓN DE RESIDUOS TECNOLÓGICOS EN COLEGIOS DE LA CIUDAD

TIC iniciará campaña de recolección de residuos tecnológicos en colegios de la ciudad

Como un componente de responsabilidad social y ambiental, la Alcaldía de Cúcuta, firma un convenio interadministrativo con Computadores para Educar del Ministerio TIC,  el cual se llevará a cabo mediante la Oficina municipal de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, TIC, en cabeza del Ingeniero Wilmar Manuel Cepeda Basto.

El convenio tiene como propósito, realizar la campaña de Recolección de Residuos Tecnológicos bajo la línea estratégica de Sostenibilidad Ambiental de Reúso y Aprovechamiento de las TIC, liderada por Computadores para Educar del Ministerio TIC, en las diferentes instituciones educativas de Cúcuta, bibliotecas y casas de cultura de la ciudad.

La iniciativa tiene como objetivo sensibilizar a rectores de instituciones educativas sobre la importancia de cuidar y preservar nuestro medio ambiente, realizando una correcta recolección de los residuos tecnológicos  como equipos de cómputo, monitores, teclados, impresoras o escáneres que culminaron su vida útil, teniendo más de tres y cuatro años de uso, tales residuos requieren de un manejo especial, por eso serán llevado al Centro Nacional de Aprovechamiento de Residuos Electrónicos, CENARE, con el propósito de realizar su gestión ambiental.

Los aparatos eléctricos y electrónicos al terminar su ciclo de vida pueden llegar a contaminar el suelo, las fuentes de agua y el aire si son dispuestos en forma incorrecta.

Wilmar Cepeda precisó que “la Alcaldía de Cúcuta se une a esta importante campaña de Computadores para Educar, impulsando la protección del medio ambiente dándole una gestión adecuada a los residuos tecnológicos, con el fin de que sean correctamente dispuestos, evitando impactos ambientales negativos, causados por los componentes peligrosos que poseen”.

La campaña que se realizará en instituciones educativas permitirá conocer el número de equipos tecnológicos obsoletos y en desuso en los colegios oficiales de la ciudad.

Cuando estos aparatos se desechan, se convierten en residuos muy contaminantes. La inmensa mayoría contiene sustancias como bromo, cadmio, fósforo o mercurio que pueden ser dañinos para la salud y el medio ambiente.