IMG1

Softland MRP permite planificar la entrega, preparación y finalización de productos a las compañías del sector industrial

Los módulos MRP I y MRP II del Área Industrial de Softland ERP representan el modelo productivo y calculan las necesidades de compra y fabricación

Softland, compañía que cuenta con más de 35 años ofreciendo servicios de gestión ERP y de Recursos Humanos a través de software en empresas latinoamericanas, lanza sus nuevos módulos MRP I y MRP II del Área Industrial de Softland ERP como herramientas adaptadas a las tendencias de planificación de la producción para las compañías del sector industrial.

Ambos módulos integran múltiples características que facilitan el control y coordinación de la gestión de los productos que conforman los inventarios de las compañías y permiten representar fielmente el modelo productivo para realizar el cálculo de las necesidades de compra y fabricación. Asimismo, proporcionan una solución completa con un enfoque centrado, dinámico e integral de los procesos de producción y el modelo productivo de cada compañía, permitiendo simplificarlos de forma personalizada para responder rápidamente a los constantes cambios del mercado industrial.

“La implantación de los módulos MRP I y MRP II son de gran utilidad para simplificar no sólo los procesos sino el tiempo real de respuesta de cara al cliente. Nuestros servicios son el resultado de una importante inversión en I+D que permite dotar a Softland MRP de algoritmos de cálculo de alto rendimiento y de una visualización gráfica de acuerdo a modernas tendencias de usabilidad y tecnologías .Net”, indicó Oscar Sáez, CEO de Grupo Softland.

Beneficios asegurados

Softland MRP I define las formas y los componentes que se necesitan para la fabricación de productos de manera sencilla y flexible. De esta manera, se integra con los inventarios para conocer el consumo de materias primas y materiales, y darle un seguimiento a las órdenes de producción en distintos estados.

El módulo, además de planificar los requerimientos y tener un control detallado del sistema de producción, administra a partir de múltiples criterios las necesidades que demanda cada producto, como la fabricación y/o aprovisionamiento o las cantidades y el momento clave para cumplir con el cliente.

Sus análisis y recomendaciones (diarias y semanales) están basados en múltiples escenarios de cálculos, donde el margen de error es mínimo por la existencia de un cambio automático del estado actual del pedido. Siendo así, quedan cubiertos  las insuficiencias de stock, los reclamos, adelantos, atrasos y anulaciones de fabricación y compras.

La simplificación en una herramienta

El módulo Softland MRP II, por su parte, permite conocer qué recursos, cantidades y tiempos necesitan disponer los productos que se planifican con el módulo MRP I, ofreciendo una proyección detallada de las operaciones.

A partir de una determinación exhaustiva de calendarios por recursos y en función de su periodo de actividad y capacidad máxima diaria, el MRP II define cuántas operaciones de producción pueden ser realizadas por uno o más recursos productivos, agilizando y simplificando el sistema de producción.

Otro beneficio para las compañías se encuentra en la capacidad de definir si son necesarios para cada producción turnos normales o reducidos, horas de trabajo y cantidad de piezas producidas por operario. Estos parámetros, que tiene  en cuenta a partir de múltiples rutas de fabricación, representan un ahorro para las empresas, minimizando los costes tanto en infraestructura como en contratación de personal.

Por último, la herramienta tiene en cuenta según las órdenes de fabricaciones existentes o planificadas, las horas necesarias para la producción y los recursos reales  que deben ser destinados para cada uno de los procesos.

 

Leave a Reply