5-tips-para-una-depilacion-intima-perfecta-4

Siete consejos para el cuidado de la zona íntima femenina

La zona íntima de las mujeres requiere un cuidado especial para evitar que aparezcan infecciones o situaciones que puedan afectar la vida normal de las pacientes. La higiene, la depilación e inclusive los elementos que se utilizan durante el ciclo menstrual son claves para mantener la buena salud en dicha zona del cuerpo

La doctora Adriana Ramírez, médica gineco-obstetra adscrita a Colsanitas, asegura que la mejor forma de cuidar la zona íntima es “aseándose de forma correcta y solo usando tanto cremas como medicamentos recomendados por el médico”.

Es importante acudir al médico especialista ante cualquier inquietud o anomalía, se debe tener especial precaución con los remedios caseros ya que pueden llegar a irritar la piel e inclusive aumentar las infecciones. De igual manera, es importante educar a las niñas en la manera correcta de asearse y en las diferentes precauciones que deben tener con su zona íntima.

Conoce las recomendaciones de la doctora Ramírez para evitar confusiones en las mujeres, que ante el bombardeo de información terminan utilizando remedios o productos de aseo que son contraproducentes para la salud de su zona íntima.

  1. Aseo: el baño de la zona íntima debe hacerse siempre de adelante hacía atrás, pasando por todas las estructuras y limpiando muy bien cada una de ellas. El aseo se hace comn aua y jabón solo en las zonas exteriores.  Despu´s del baño no se deben usar cremas, talcos o perfumes, los pañitos húmedos solo se usan cuando no se puede tomar un baño como el descrito.
  1. El jabón: si el jabón es en barra no se debe compartir. Evite los jabones perfumados pues suelen afectar el pH de la zona, que debe ser ácido para prevenir infecciones, sobre todo en climas calurosos o húmedos. Algunos jabones líquidos contienen ácido láctico, que ayuda a mantener ácido el pH. El jabón siempre se debe retirar con abundante agua.
  1. Después de entrar al baño: es importante que las niñas aprendan que la limpieza siempre se hace de adelante hacía atrás. Esto garantiza que la vagina no se contamine con materia fecal.
  1. Durante la menstruación: las toallas higiénicas o los tampones no se deben tener puestos más de cuatro horas. La copa menstrual debe lavarse muy bien luego de cada uso. Lo ideal es no utilizar protectores más allá de dos o tres días posteriores a la menstruación. Si se presenta un flujo excesivo se debe consultar al médico porque no es algo normal.

 

  1. Consulte al ginecólogo: si tiene flujo abundante, de mal olor, verdoso o de una apariencia anormal que produce ardor al orinar es necesario acudir al especialista. Si el sangrado menstrual es de mal olor o las relaciones sexuales producen mucho dolor podría estar sufriendo de una infección en la zona íntima. Evite siempre utilizar remedios caseros o que no hayan sido formulados por el médico.

 

  1. Otros aspectos a tener presentes: además de los ya mencionados, es importante considerar otros factores que pueden afectar la salud de las zonas íntimas de las mujeres. La depilación total, por ejemplo, es algo que se debe evitar, ya que el vello púbico es un agente protector que previene la entrada de bacterias a la vagina y controla la temperatura de la zona. La ropa también puede afectar la salud de la zona íntima de las mujeres, es preferible usar ropa interior de algodón porque es una fibra natural que permite respirar los tejidos, previniendo así el aumento de la temperatura que favorece la aparición de infecciones producidas por hongos.