Inundación Catatumbo

Se activa plan de riesgo por posibles inundaciones en el Catatumbo

Ante la fuerte temporada de lluvia vivida en las últimas horas en el Catatumbo, el Consejo Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres (CDGRD), activa un Plan de Emergencias, que permitirá actuar de manera oportuna en caso de una eventualidad natural, generada por el aumento de precipitaciones hídricas en esta zona.

Según los pronósticos emitidos por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), se tiene en alerta roja Tibú, Sardinata, El Tarra y Hacarí por el aumento en los niveles de los ríos que circundan estas municipalidades.

El coordinador departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres, Anelfi Balaguera Carrillo, indicó que los mapas de amenaza por inundación a nivel departamental obedecen a una información técnica, por tal razón es fundamental planificar ambientalmente el territorio y tomar mejores decisiones.

Las inundaciones se producen por lluvias persistentes y generalizadas que generan un aumento progresivo del nivel de las aguas, haciendo que sus cauces superen la altura de las orillas naturales o artificiales. Finalmente, esto termina en un desbordamiento de las aguas sobre las llanuras y zonas aledañas.

Dependiendo de cómo estas ocurran pueden clasificarse en: inundaciones lentas y crecientes súbitas. Las primeras ocurren en las zonas planas de los ríos y los incrementos de los niveles son apenas de 10 a 15 centímetros por día, pero pueden prolongarse durante meses. Las crecientes súbitas afectan extensiones más pequeñas de territorio, ocurren usualmente después de fuertes lluvias en las partes altas de las cuencas y los incrementos de los niveles alcanzan entre 1 y 5 metros en pocas horas.

Es necesario que la población proteja y refuercen los techos de sus viviendas, revise el tejado y elimine la acumulación de residuos que obstaculicen el drenaje, no arrojen basuras a sistemas de conducción de aguas lluvias, limpiar canales y no organizar actividades cerca de ríos o quebradas, menos en zonas montañosas.