2017-07-24-182445CANCER

Principales retos y avances en el tratamiento del cáncer en el 2018

  • A medida que el mundo toma conciencia sobre esta enfermedad, avanzan los tratamientos médicos para combatirla.
  • Un 30% a 40% de los tipos de cáncer podrían prevenirse reduciendo factores de riesgo.
  • El 4 de febrero se conmemora el Día Mundial contra el Cáncer con el objetivo de visualizar la situación y los progresos.

 Cuando se habla de cáncer, además de las cifras, los testimonios de los pacientes y los llamados de atención de las autoridades de salud, también se hace indispensable referirse a los avances y los retos cumplidos y por cumplir en la lucha contra este mal.

Un trabajo en el que está comprometida la comunidad médica y científica del mundo y que cada año, por esta época, revela sus principales progresos, así como la ruta a seguir para conseguir avances que ayuden a reducir la cifra de muertos por este tipo de enfermedades que en el 2015 según la Organización Mundial de la Salud (OMS) fue de 8.8 millones de personas en el mundo.

Factores de riesgo modificables como la reducción en el consumo de tabaco, la baja ingesta de frutas y verduras, el uso nocivo del alcohol, falta de actividad física pueden reducir entre un 30% a 40% distintos tipos de cáncer. Destacable también, el desarrollo de vacunas, como la aplicada contra el virus del papiloma humano (VPH) causante del cáncer de cuello uterino, cáncer de ano, de garganta, de pene y vulvar y la autogestión comunitaria en mejorar la información y la gestión de los servicios de salud.

Gracias a las campañas de difusión, al apoyo de los medios de comunicación y el trabajo incansable de entidades como la Liga Colombiana contra el Cáncer, ya es clara la importancia de los factores de protección para prevenir la aparición del cáncer.

“El cáncer se puede controlar mediante la aplicación de estrategias basadas en la prevención, en la detección temprana y en el tratamiento oportuno. Nuestro reto es aplicar los avances de la medicina, el compromiso de cada uno es prevenir y detectar los factores de riesgo” asegura el Dr. Carlos Castro, Director Científico de la Liga Colombiana Contra el Cáncer.

Igualmente importantes son los avances que surgen cada año para tratar la enfermedad y entre los que en el 2018 vale la pena mencionar: la inmunoterapia, la medicina de precisión y terapia dirigida y el trasplante de células madre, todos ellos con grandes expectativas en el tratamiento del cáncer. Veamos:

  1. Inmunoterapia: Es un tipo de tratamiento del cáncer que ayuda al sistema inmunológico a combatirlo. De acuerdo con los expertos, una de las razones por las que las células cancerosas tienen éxito es porque son capaces de esconderse de este sistema. Así, ciertas inmunoterapias pueden marcar las células cancerosas para facilitar al sistema inmunológico su hallazgo y destrucción.

Un equipo de investigadores del Instituto Nacional de Cáncer de los Estados Unidos (NCI) informó que varios tipos de cánceres gastrointestinales tienen mutaciones específicas al tumor que pueden ser reconocidas por el sistema inmunológico, lo que ofrece una posible oportunidad terapéutica para pacientes con estos tumores. Además, la inmunoterapia ya ha sido probada para tratar a personas con muchos tipos de cáncer.

  1. Medicina de precisión y terapia dirigida: La medicina de precisión usa la información sobre genes, proteínas y otras características del cáncer de una persona con el fin de determinar el diagnóstico o el tratamiento de la enfermedad, lo cualpermite seleccionar los tratamientos que tienen más probabilidad de ayudar a cada paciente.

La terapia dirigida es la base de la medicina de precisión. Se trata de un tipo de tratamiento del cáncer específico que actúa sobre los cambios que promueven el crecimiento, la división y diseminación de las células cancerosas. Es decir que un determinado paciente puede recibir tratamiento con un medicamento en particular.

  1. Trasplantes de células madre: Es un procedimiento que restaura las células madre que forman la sangre en individuos cuyas células madre fueron destruidas por dosis muy elevadas de quimioterapia o de radioterapia, que se usan para tratar algunos cánceres.

Los trasplantes de células madre se usan con más frecuencia para ayudar a personas con leucemia y con linfoma, pero también pueden usarse para aquellos afectados con neuroblastomas y mieloma múltiple.

Leave a Reply