PROTESTA DOCENTES

Postura sobre paro docentes mayo de 2017, movimiento Todos por la Educación

La Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación, Fecode, convocó el pasado 12 de mayo a un paro nacional del magisterio. Con respecto al paro anunciado, apoyado por algunos de los gremios de docentes, el movimiento ciudadano Todos por la Educación considera que:

  1. Ser docente en Colombia sin dudas es una labor compleja. Aún más si las condiciones económicas y del servicio de la salud no cumplen con los requisitos básicos para la calidad de sus vidas. Los docentes son la pieza angular en la formación de ciudadanos comprometidos con lo público. Sino garantizamos para ellos sus necesidades básicas cómo pretendemos que nuestros jóvenes quieran proteger lo público.
  2. En las últimas décadas el Estado ha aumentado la cobertura de la educación básica, propendido a la calificación de los educadores y buscado estrategias para mejorar la calidad. Sin embargo, los esfuerzos no han sido suficientes. De acuerdo con Fecode, son cerca de 600 mil millones de pesos los que faltan para atender los programas de la educación oficial.
  3. Si bien es cierto que desde 2014 estamos exigiendo que se cumpla la promesa de presidente Santos en aumentar anualmente un punto porcentual del PIB para la educación, Todos por la Educación considera que las negociaciones no pueden estar centradas únicamente a indicadores económicos. Que si bien son válidos a la luz de las necesidades de remuneración de los docentes, no se debe dejar de lado aspectos que influyen positivamente en la calidad como la ciencia, la tecnología, las artes, la educación para la paz y la educación rural, entre otros.
  4. Sin embargo, el movimiento es consciente que la financiación del sistema educativo es una necesidad que tiene una deuda de hace más de 20 años. Desde la misión de sabios de 1994 se viene insistiendo en que los problemas fiscales no pueden afectar las políticas sociales y menos el derecho fundamental de la educación.

Por lo anteriormente expuesto, hacemos un llamado al gobierno nacional y a Fecode para que tenga en la cuenta que:

  1. Los niños, niñas y adolescentes son lo más importante. Por eso hace un llamado a retomar el diálogo para llegar a acuerdos que atiendan las necesidades más sentidas de los docentes sin afectar el acceso a la educación de los cerca de 8 millones de estudiantes afectados por el paro.
  2. Las exigencias para un sistema educativo de calidad deben recoger la mayoría de voces y eso incluye las demandas de las regiones. No se puede caer en el error de generalizar que las demandas de un docente del Chocó son las mismas de uno de Cundinamarca.  Pero además de esto, nuestro llamado es a construir con las voces de los otros actores afectados como los padres, los estudiantes, y otros sectores que no pertenecen a la comunidad educativa peor que sus decisiones influyen en esta.
  3. Como expertos en movilización ciudadana hacemos un llamado a Fecode para que se movilice sin afectar los derechos de los estudiantes. Obstaculizar el derecho a estudiar no es la adecuada vía para exigir el cumplimiento de otro derecho. Las movilizaciones se pueden hacer de diversas maneras y los jóvenes del movimiento estamos dispuestos a movilizarnos con ustedes involucrando el arte, la creatividad y sobre todo el espíritu propositivo.

Para el movimiento este es el momento de explorar otros caminos que construyan la estructura del sistema educativo que todos queremos, que partan de la construcción de políticas estructurales y de Estado, para que coyunturas como estas no debiliten las políticas sociales. En las que se convoque no solo al sector educativo sino también a representantes de los partidos políticos, la academia, los gremios económicos y, desde luego, el Gobierno.