Propiedades-del-arandano-rojo-1

Los cinco superalimentos que contribuyen a combatir y prevenir enfermedades

 En la actualidad, es muy común escuchar diferentes versiones sobre las características bondadosas de ciertos alimentos. Si bien hay unos que son más saludables que otros, es importante conocer realmente qué aportan al organismo.

De acuerdo con Astrid Meneses, nutricionista-dietista adscrita a Colsanitas, “es importante tener en cuenta que no hay un superalimento que mágicamente sea superior o que tenga un efecto más beneficioso que otro. Cada uno cuenta con diferentes características y propiedades, y es justamente la combinación de ellos la que produce una interacción de nutrientes, vitaminas y minerales dentro del cuerpo”.

 

La clave está en llevar una dieta balanceada de acuerdo con las necesidades de cada individuo, en la que se optimice la capacidad de aprovechamiento por parte del organismo de las proteínas, vitaminas y minerales. No basta solo con consumir, por ejemplo, quinua, es necesario balancear la alimentación con otro alimento que la complemente.

 

Por eso, es fundamental conocer la composición nutricional de los alimentos y relacionarla con cada caso en particular, dependiendo de las necesidades o patologías. Para la doctora Meneses, “Independientemente del contenido de vitaminas y minerales que pueda tener un producto, es importante mantener el equilibrio en lo que respecta a las porciones y la frecuencia del consumo. Nunca se debe llegar a consumir en exceso ningún alimento”.

 

Sin embargo, estos son cinco alimentos que tienen una alta densidad nutricional y que, con una dieta balanceada, pueden llegar a combatir y prevenir ciertas enfermedades:

 

  1. Arándanos: son ricos en fibra, vitamina C y vitamina K. Poseen antocianinas, potentes antioxidantes, que según estudios científicos, podrían ayudar a prevenir enfermedades degenerativas incluyendo el Alzheimer y algunos tipos de cáncer.

 

  1. Quinua: es la única fuente de carbohidratos que contiene los nueve aminoácidos esenciales. Este pseudo-cereal es rico en lisina, el principal aminoácido responsable de prevenir dolores musculares después de un entrenamiento intenso.

 

  1. Cacao puro: es un alimento rico en hierro, fósforo y zinc. Su alto contenido de magnesio es responsable de incidir sobre los niveles de serotonina en el cuerpo. El cacao es particularmente útil para combatir el estrés o la depresión.

 

  1.  Semillas de chía: una onza de estas semillas tiene diez gramos de fibra y cinco de proteína. Son una gran fuente de calcio. Deben ser remojadas durante cinco horas antes de ser consumidas, y aunque tiene un sabor simplón, se ve compensado por el alto contenido de nutrientes.

 

  1. Remolacha: buena fuente de folato, potasio, vitamina C, fibra, antioxidantes y nitratos. Está medicamente demostrado que las personas que consumen alimentos ricos en nitratos mantienen bajos sus niveles de presión arterial.