Vype ePen Visual_Black_w Reflection_FLAT

Los cigarrillos electrónicos si tienen un protocolo para ser utilizados en público

Los cigarrillos electrónicos, también conocidos como vaporizadores electrónicos, han tenido una gran acogida principalmente en los últimos tres años, con más y más gente que vapea alrededor del mundo. En Colombia, un estudio reciente realizado por Vype demostró que el 45% de las personas tiene un amigo vapeador y el 26% un miembro de la familia, y según la Asociación de Vapeadores en Colombia, Asovape, cerca de 4.000 personas utilizan este método electrónico para dejar de fumar.

En el país no existe una regulación para el uso de este producto, y de acuerdo con el más reciente estudio del gobierno británico, a través de Public Health England, no hay evidencia significativa para sugerir que la exposición pasiva al vapor de dispositivos de vapeo sea perjudicial. Sin embargo, esto no implica que no exista un protocolo o normas de etiqueta para su uso en público, tanto para aquellos que lo utilizan para dejar de fumar como para los que lo ven como un dispositivo atractivo.

Un estudio realizado por Vype reveló que si existe confusión acerca de las mejores prácticas para vapear. Entre los encuestados el 57% no conoce las reglas o protocolos de etiqueta para hacer uso del cigarrillo electrónico en púbico y casi la mitad estuvo de acuerdo con que no conoce en dónde es conveniente y dónde no usar el dispositivo, y es precisamente, según Ángela Chaves, representante de Vype en Colombia, un mejor conocimiento de esas reglas lo que permitiría un mejor entendimiento entre vapeadores y no vapeadores. “Lo mismo ocurre con el uso de teléfonos móviles en lugares públicos, tomar una llamada en medio de una conversación, en una reunión de trabajo o en un cine puede ser visto como una falta de cortesía”, aseguró.

En espacios públicos. Considerar a todas las personas que se tienen alrededor sigue siendo la clave a la hora de vapear en sitios públicos, por ejemplo, espacios confinados como ascensores o una sala de espera no son espacios para hacer uso del dispositivo, inclusive una larga fila puede ser considerado como un espacio inadecuado.

En sistemas de transporte. Cuando se está en un carro ajeno o en un taxi se debe recordar siempre que sus conductores son los propietarios del espacio y tienen control sobre él, por esta razón hay que preguntar al conductor si el vapor puede ser o no un elemento distractor para él.  En escenarios sociales. Si se está en la casa de un amigo o conocido, lo mejor es preguntar primero antes de vapear. Si se es el anfitrión, se debe preguntar a los invitados.  En oficinas y espacios de trabajo. El 3% de los encuestados en el estudio realizado por Vype expresó que tiene un colega que vapea, por esta razón tanto empleados como empleadores están estableciendo ahora políticas claras para vapear en espacios laborales. Igualmente, siempre es recomendable preguntar antes de vapear en áreas cerradas, como salas de reuniones o comedores comunales

Viajes. Cada país tiene leyes y costumbres particulares relacionadas con el vapeo. Antes de viajar, hay que investigar la acogida del país en este sentido. También, hay que recordar que por lo general los aeropuertos y los aviones son zonas en donde está prohibido vapear, inclusive es recomendable consultar de antemano las normas al respecto en el hotel en dónde se va a hospedar.

Con la pareja. Aunque el 21% de los encuestados no vapeadores respondieron que se sentirían tranquilos de salir con un vapeador, cifra 5 veces más alta de los encuestados que se identificaron como agradados de salir con un fumador, es mejor siempre preguntar a la otra persona antes de vapear.