53009145_l

¿Es posible aliviar la congestión nasal con agua del mar?

Desde la antigüedad, las soluciones salinas se han catalogado como una de las mejores y más simples alternativas para combatir las molestias generadas por la congestión nasal. ¿Usted ya lo sabía?

Bogotá, agosto de 2017. Recurrir a un simple lavado nasal con una solución salina, es la alternativa más rápida y eficaz para combatir una congestión. Aunque algunos no lo conocen, los beneficios de esta composición se conocen desde la Antigua Grecia, cuando Platón afirmó superar una afección pulmonar que lo aquejaba con sólo agua de mar.

Ante situaciones de congestión nasal y múltiples síntomas de gripa, la solución salina es la mejor aliada. ¿La razón?: el agua de mar ayuda a respirar mejor, pues “limpia la cavidad nasal sin tener ningún tipo de contraindicación, bien sea para bebés, adultos y personas de la tercera edad; elimina sustancias irritantes y gérmenes de la nariz, por los componentes de la sal marina que ayudan a reducir la infección; y desinflama la mucosa que está alterada por la presencia de cuerpos extraños en las vías respiratorias”, sostiene el Dr. Carlos Fernández, médico y vocero de Bayer.

Para contrarrestar el que sería el peor de los síntomas que genera la gripa: la congestión, Bayer ofrece un producto como Afrisal, compuesto por cloruro de sodio, uno de los principales elementos del agua de mar, que lo convierte en una innovadora solución para evadirla natural y eficazmente.

Y es que en temporadas de lluvia e invierno las probabilidades de contraer una gripa son mayores. De acuerdo con la OMS esta enfermedad puede ser adquirida en un promedio de 2 veces por año y en época de epidemia, la cual es potenciada por las bajas temperaturas, puede afectar entre el 5% y 15% de la población. En total afecta a 1.000 millones de personas al año en el mundo.

El cambio de clima que pueden atravesar las ciudades a lo largo del día es otra de las razones por las que es más factible contagiarse de gripa y sufrir de congestión nasal.

Variaciones que van desde una mañana muy soleada hasta una tarde en la que cae un fuerte aguacero, pasando por  madrugadas donde la neblina con dificultad se dispersa hasta entradas las 6:00 o las 6:30 de la mañana, hora en la que los colombianos suelen salir hacia sus lugares de trabajo o estudio, son sin duda escenarios donde congestionarse es altamente probable.

“La cantidad de partículas que se generan por los altos niveles de contaminación con los que convivimos, amenazan con mayor vehemencia los procesos respiratorios, ya que el momento en el que pasa el aire a través de la nariz, ingresan también a la mucosa nasal partículas cargadas de virus y bacterias.  Una vez alojadas allí se genera un choque y se desencadena una reacción de defensa que se manifiesta con lo que conocemos como mocos. La sobreproducción de estos, generan una inflamación en la mucosa, eso explica que se comience a tener la sensación que en el lenguaje popular muchos denominamos como estar tapados”, explica el Dr. Carlos Fernández, vocero de Bayer.

Tener que sobrevivir con la nariz congestionada, es una de las cosas que más trabajo cuestan y esa situación empeora en las noches.  Durante el día la posición del cuerpo favorece a que las secreciones de la nariz escurran hacia la garganta, para ser expulsadas bien sea por la boca, o por la misma nariz. Mientras que, al momento de dormir, todos los sistemas se inactivan, y lograr conciliar el sueño con la nariz tapada se convierte en una situación muy engorrosa, obligando a la persona a abrir la boca para poder respirar.

Aunque este síntoma pueda parecer algo muy común, cuando viene con estornudos frecuentes, congestión ocular, producción de moco acuoso, dolores de cabeza y malestar general puede afectar negativamente el correcto desenvolvimiento de las actividades de cualquier persona.  Para ayudar a mejorar la calidad de vida de estas personas, Bayer ofrece Afrisal, un producto de venta libre que basta con aplicarlo un par de veces en las vías nasales y se podrán eliminar impurezas y respirar libremente. Adiós a la congestión