SONY DSC

En dos casos aislados fueron capturadas tres personas y aprehendida una menor de edad

En dos casos aislados la Policía Metropolitana de Cúcuta capturó a tres personas y aprehendió a una menor de 14 años, por su presunta autoría en el hurto de teléfonos móviles, en la modalidad de  atraco a mano armada y ‘cosquilleo’ registrada en esta capital.

El primer caso se registró en horas de la tarde en la calle 8 con avenida 3ª de la Zona Industrial. Uniformados del Grupo de Reacción Cobra que realizaban patrullajes de control, fueron alertados por las voces de auxilio de un grupo de personas que indicaban que los habrían atracado con un arma corto punzante, y señalaban como los responsables del hurto a los dos hombres.

Atendiendo el llamado de la ciudadanía, las patrullas policiales emprendieron la persecución de los sospechosos, quienes al notar la presencia policial emprenderían la huida a pie, extendiéndose por algunos metros, logrando minutos después la interceptación y captura de los dos hombres.

En el procedimiento los uniformados recuperaron dos celulares, una billetera con documentos personales de las víctimas, así mismo se incautó una navaja la cual durante la persecución uno de los hombres pretendió despojarse de ella.

Los capturados identificados como Víctor Argenis Serrano Torres y Juan Carlos Báez Ortiz, ambos naturales de Cúcuta y residentes en los barrios Aeropuerto y San Miguel, respectivamente; fueron dejados junto con elementos a disposición de la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de la Fiscalía.

Entre tanto, personal de los Cobra que realizaban controles preventivos y operativos en la calle 7 entre avenidas 6 y 7, capturó a Carmen Elena Espejo Díaz, de 51 años y aprehendió a una menor de 14 años de edad, quienes en la modalidad de ‘cosquilleo’ vendrían hurtando celulares y otros elementos en el centro de la ciudad.

El hecho se conoció cuando los uniformados observaron una aglomeración de personas que manifestaban que Espejo Díaz utilizando a su nieta cuadras atrás, habrían hurtado un teléfono celular, el cual entregaría a un tercer complice que huiría del lugar.

Ante esta situación y después de ser señaladas e identificadas por las víctimas, la capturada fue dejada a disposición de la Unidad de Reacción Inmediata (URI) por el delito de hurto e instrumentalización de menores para cometer delitos. Con  respecto a la menor fue dejada a disposición de la Fiscalía Asignada de Infancia y Adolescencia de Cúcuta.

Se invita a las personas que reconozcan a los capturados como autores o participes en la comisión de hechos delictivos, para que interpongan las denuncias penales que permitan fortalecer los procesos judiciales en su contra.