Con Broche De Oro Se Cerró La Celebración Del Centenario.

Con Broche De Oro Se Cerró La Celebración Del Centenario.

Al son de grupos musicales y fuegos pirotécnicos se culminó exitosamente el Centenario de Norte de Santander en la Plaza de Banderas de la capital del departamento contando con la presencia de más de 8 mil personas.

Durante el evento los mariachis de la ciudad se unieron en una sola voz  para cantarle el cumpleaños feliz a un siglo de historia de la región, así como las interpretaciones de cuerda, tamboras, vallenatos y música tropical dentro de las que se destacaron la presentación de Ciro Quiñónez, hijo oriundo de esta tierra y la tradicional orquesta de Manuel Alvarado.

La noche se iluminó con fuegos artificiales que iniciaron con el encendido de velas en el contorno del Estadio General Santander para que la comunidad se unieran en un deseo de paz, reconciliación, fraternidad y progreso para este territorio; seguidamente las luces de colores iluminaron todo el cielo de la ciudad pues fueron ubicadas estratégicamente en la ciudadela de Juan Atalaya, San Mateo y el sitio de festejo,  para que fueran apreciados por toda la comunidad.

Además del múltiple colorido se apreció una estructura con las palabras “Centenario Norte de Santander 1910 – 2010” con su logo, ubicada en un costado de la tarima principal que al encenderse generó gran conmoción en los asistentes quienes con aplausos y vivas denotaron su felicidad por esta conmemoración.

Posteriormente la vela con el número 100 se irradió de luz sobre la torta de grandes dimensiones preparada por diferentes empresas de repostería de la ciudad, momento propicio  en el que el gobernador, William Villamizar Laguado, se dispuso a iniciar el canto del cumpleaños y cortar el primer trozo de pastel en compañía de sus hijos para compartirla con las personas presentes.

La fiesta se extendió hasta altas horas de la noche permitiendo que esta alegría se viviera no sólo en el lugar sino en el resto del país a través de la transmisión especial por televisión.