valvula ilícita m14 (1)

Atacando los factores de criminalidad que convergen en el Catatumbo.

En cumplimiento de la Plan de Campaña Victoria, en la región del Catatumbo, la Fuerza de Tarea Vulcano, unidad adscrita a la Segunda División del Ejército Nacional, logra en los últimos días afectar contundentemente las finanzas del Eln con el desmantelamiento de un total de seis laboratorios para la producción de la pasta base de coca y cuatro válvulas ilícitas para el robo de hidrocarburos.

En medio de operaciones militares de control institucional de territorio, y gracias a información de la población civil, en área rural del municipio de Tibú, en las veredas Brubucanina y Caño Los Reyes, tropas de la Brigada Móvil No.30 logran la ubicación y destrucción de seis laboratorios para el procesamiento de pasta base de coca que contenían en total 1.680 galones de base de coca en proceso, 750 kilogramos de hoja de coca picada; 1.780 galones de gasolina, 1.000 kilogramos de insumos sólidos, 99 canecas de diverso material y tamaño, 10 galones de insumos líquidos, cuatro básculas y una prensa hidráulica. Estos laboratorios representan una afectación de aproximadamente 263 millones de pesos a las finanzas del Frente Luis Enrique León Guerra del Eln.

Así mismo, se logra afectar un eslabón del narcotráfico representado en el apoderamiento de hidrocarburos con el hallazgo de cuatro válvulas ilícitas para el   robo de crudo, ubicadas en las veredas La Cuatro y M-14 del municipio de Tibú en Norte de Santander. Por tanto, posterior al hallazgo se realiza sellamiento con apoyo el personal técnico especializado de Ecopetrol y así, aparte de neutralizar el robo, se minimiza la contaminación ambiental causada por esta práctica ilegal de los grupos armados al margen de la ley y del Eln.

De esta manera, el Ejército Nacional a través de la Fuerza de Tarea Vulcano, demuestra su compromiso de atacar frontalmente los fenómenos de criminalidad que convergen en el Catatumbo, por tanto que seguirá ejerciendo su misión constitucional de salvaguardar la integridad de la población civil, garantizando el control institucional de territorio y la soberanía de la nación, e invita a la población civil a seguir contribuyendo en el cumplimiento de la misión constitucional y denunciar cualquier acto que atente contra la libertad de la comunidad a las líneas 146 y 147.