Mesa de interlocución del Catatumbo MIA (7)

Acuerdos pactados en el paro del Catatumbo se reafirman, con apoyo de la Gobernación

Por tres días se instaló en el salón Eustorgio Colmenares de la Gobernación de Norte de Santander la Mesa de Interlocución y Acuerdo Catatumbo (MIA–C), la cual contó con la participación de los voceros de la Asociación de Campesinos del Catatumbo (Ascamcat), del Gobierno nacional y de la administración departamental, quienes concluyeron que la reactivación de esta mesa sirvió para reafirmar los compromisos adquiridos con la población.

 

Esto, en el marco de lo que fue el paro campesino que se registró en 2013, el cual logró una mesa de diálogo y el apoyo de unos garantes que ratificaron que había que definir temas puntuales para el beneficio del Catatumbo, según lo explicó el viceministro de Desarrollo Rural, Juan Pablo Díaz-Granados, quien agregó que, aunque este tipo de encuentros estuvieron suspendidos por 8 meses, este espacio de tiempo sirvió para afianzar el proceso de paz.

 

“Repasamos temas anteriores como lo del Anillo Vial de la paz, proyectos productivos, avances y diseños de acueductos veredales que estamos haciendo con Fonade”, señaló el Viceministro.

 

Uno de los voceros de la MIA-C, César Jerez, agregó “hay acuerdos de asistencia técnica en infraestructura vial, en acueductos y alcantarillados, por lo que esperamos las respectivas inversiones para 2018. El lunar es que el Gobierno nacional no acogió nuestra propuesta de un plan de implementación de acuerdos de paz, como por ejemplo iniciar el tema del banco de tierras, la titulación de fincas, la zonificación ambiental, Catastro y la Zona de Reserva Campesina. Esta fue una propuesta integral que firmó también la Gobernación (…)”.

 

“(…) Tan solo hubo acuerdos parciales en temas de sustitución (de cultivos ilícitos) y de programas de desarrollo con enfoque territorial. Los otros temas serán abordados en la próxima sesión. Se espera que los otros puntos avancen en una reunión que se haga en enero en Tibú. El Gobernador (William Villamizar Laguado) ha asumido una postura positiva y esperemos que en la próxima sesión tengamos avance”.

 

El delegado del mandatario seccional para el encuentro fue el secretario de Gobierno, Edgar Andrés Pallares Díaz, quien recalcó que el papel de la administración departamental fue resaltado por el Gobierno nacional, al convertirse en articuladora entre la oferta institucional y las necesidades de las comunidades.

 

“En temas de infraestructura también recordamos la adecuación que se hará a la red terciaria en 290 kilómetros, con el uso de un banco de maquinaria. Seguiremos con inversiones y estrategias que son necesarias para la gente. Además se mantiene el enfoque de la sustitución voluntaria de cultivos ilícitos, que le apunta al desarrollo de un proyecto piloto en Caño Indio (Tibú) y dos acuerdos municipales que se efectuarán en San Calixto y Sardinata”, agregó el funcionario.

 

Se espera que la próxima sesión de la MIA-C sea en Tibú, en enero de 2018, en un encuentro de gran magnitud que incluirá la presencia de las autoridades locales, departamentales y nacionales, además de la población, lo que será una nueva oportunidad para presentar las propuestas campesinas que sean de beneficio a la comunidad.

 

Leave a Reply